En contadas ocasiones se tiene la oportunidad de asistir a un taller sobre música (y no solo electrónica) impartido por maestros de la talla de Pee Wee Ellis, The Bug o Dixon, por lo que desaprovechar una oportunidad como la que la Red Bull Music Academy nos brindó el pasado sábado 27 de Febrero habría sido algo impensable. El evento tuvo lugar en la sala Metropolis, localizado en el bohemio barrio de Stokes Croft, y durante más de 3 horas, tuvimos la oportunidad de escuchar a algunas figuras claves en la música underground de los últimos tiempos.

Al llegar a Metropolis, empezaba su discurso Pee Wee Ellis, saxofonista, compositor y arreglista, colaborador habitual de James Brown y Van Morrison. Su charla trato sobre la composición musical y algunos conceptos básicos sobre teoría musical. También nos dejó una frase de titular: “no me importa como la llamen, si es música y es buena.” El hombre, que a su edad, lógicamente, aún arrastraba el cansancio de la noche anterior, en la cual participó en un showcase que también tuvo lugar en Metropolis, nos deleitó con alguna demostración de su arte con el saxo. Tras el americano, tomaron la palabra Yolanda, vocalista de Bristol, y Ginz, originario de Bristol y una de las cabezas visibles del movimiento dubstep de esta ciudad. Ellos nos hablaron un poco de sus orígenes, de sus colaboraciones, nos dejaron escuchar alguno de sus tracks para apoyar sus teorías y, también nos explicaron un poco el concepto de Multiverse, el último proyecto de Ginz.

Uno de los discursos más esperados era el de Dixon, quién apareció con pocas horas de sueño, debido a su actuación en Londres la noche anterior. Su charla se basó fundamentalmente en su faceta como capo de Innervisions, sus orígenes en Sonar Kollektiv, y su concepto de “limitación” a la hora de dirigir el label. Con ello, en un alarde de valentía a la vez que inteligencia, nos explicaba como siempre ha dado prioridad a la calidad en lugar de a la cantidad, de ahí que Innervisions publique tan solo unas 6 reseñas por año. Además nos aclaraba que la gente de Innervisions es como una familia, formada por el propio Dixon, Ame, Henrik Schwarz, Marcus Worgull y Tokyo Black Star. Ocasionalmente, un trabajo de un artista ajeno a este círculo se cuela en el catálogo, como fue el caso de Culoe De Song el pasado año o de Laurent Garnier en 2008. Un discurso inteligente del que cada uno sacará sus propias conclusiones.

Tras el capo de Innervisions, el dueño de Hyperdub, uno de los sellos más revolucionarios de los últimos tiempos y Biblia del sonido dubstep, The Bug, aka Kevin Martin, se presentó en el escenario de Metropolis con su proyecto King Midas Sound, en el cual colabora con varios vocalistas, dos de los cuales le acompañaron en Bristol, para explorar el lado más experimental de la electrónica. Nos habló de donde viene su inspiración, su sonido y de por qué la melancolía y la tristeza parece emanar de los beats y notas de sus producciones. Todo un lujo el poder disfrutar de una clase maestra con alguien como él.

Para terminar el workshop pudimos presenciar una demostración en directo de Dubskam, la cual solo fue empañada por los problemas técnicos que impidieron que fuera acompañado por el Live vinyl cutting de la gente de Dubstudio de Bristol, junto con los talleres de Dynamite MC & Dread ft. Wedge & Gatekeeper y Minotaur Shock.

Esa misma noche, en Motion, todo esto tendría una puesta en práctica con las actuaciones de King Midas Sound, Dixon, Theo Parrish y muchos más… Seguir atentos a las páginas de Mixside.com, pronto os lo contaremos con todo detalle.

FUENTE: MIXSIDE.COM

BY: NACHODUFF

Share